Iglesia reza por víctimas de naufragio que dejó decenas de muertos en Brasil
SALVADOR, 25 Ago. 17 (ACI).-
La Arquidiócesis de Salvador y la Nunciatura Apostólica en Brasil expresaron sus condolencias a las familias de las víctimas del naufragio de una embarcación en Bahía de Todos los Santos y que dejó decenas de muertos.

El accidente se dio la mañana del jueves 24 de agosto, cuando la embarcación que hacía la travesía entre Mar Grande y Salvador, se volteó con 120 personas a bordo, de las cuales 116 eran pasajeros y 4 tripulantes.

La Secretaría de Salud de Bahía (SESAB) informó que hasta la noche del jueves, 89 personas habían sido rescatadas con vida. De los fallecidos, 11 ya fueron identificados, entre los cuales se encuentran una niña, dos hombres y 8 mujeres.

En un mensaje enviado en nombre del Papa Francisco, el Nuncio Apostólico, Mons. Giovanni d’Aniello, afirmó haber acogido “con profunda tristeza, la noticia de la muerte de innumerables personas en el naufragio de una embarcación”.

“Por la presente, en nombre del Santo Padre, el Papa Francisco, quiero manifestar sinceras condolencias a las familias de las víctimas, como también oraciones al Señor de la Vida para que acoja a los difuntos en su Reino de paz y de vida eterna”, agregó.

También subrayó que, aún imaginando la desesperación de los que fueron afectados por la tragedia, “estoy seguro de que la confianza en Dios ayudará a creer siempre que: ‘Aquel que cree en mí, aunque esté muerto vivirá’”.

“La solidaridad de cuantos están ahora lamentando este triste acontecimiento contribuirá a suavizar el sufrimiento y el dolor de aquellos que lloran y sienten la pérdida de sus seres queridos, a fin de poder aceptar, en la certeza de la resurrección, la dolorosa separación humana”, afirmó.

A su vez, la Arquidiócesis de Salvador publicó una nota firmada por su Arzobispo, Mons. Murilo Krieger, en la cual manifestó que se une “al dolor de todas y cada una de las familias afligidas con la pérdida de un ser querido”.

“Sabemos que, en situaciones como esta, no hay palabras que conforten lo suficiente. Pero sabemos también que tan importante es estar al lado de quien fue afligido por el dolor”, subrayó. El Arzobispo pidió que cada uno “procure manifestar su cercanía con todos aquellos que sufren porque, directa o indirectamente, todos fuimos afligidos por esta tragedia”.

“Más que nunca, en horas así, somos invitados a oír la invitación de Jesús: ‘Venid a mí, todos los que estáis cansados y atribulados, y yo les daré descanso’”, expresó.

Las causas del accidente están siendo investigadas por la Capitanía de los Puertos. Pero se cree que el mal tiempo y la desestabilización de la lancha pueden haber provocado el naufragio, una vez que los vientos estaban a 31km/h en el lugar, y la marea estaba alta y el mar agitado. Además, como llovía y hacía mucho viento, las personas pasaron a un lado de la embarcación, lo que habría hecho que se volteara.

Traducido y adaptado por Liliana Montes. Publicado originalmente por ACI Digital.

También te puede interesar:

Piden oraciones por Texas ante inminente llegada de Huracán Harvey https://t.co/W6GedihKTj

— ACI Prensa (@aciprensa) 25 de agosto de 2017

 

Deja un comentario