Los Papas que visitaron Colombia antes de Francisco
BOGOTÁ, 14 Ago. 17 (ACI).-
El próximo mes de septiembre el Papa Francisco se convertirá en el tercer Pontífice en viajar a Colombia y, en algunos momentos de su viaje, estará en los mismos lugares que visitaron sus predecesores.

1.- Pablo VI

Con su viaje a Colombia en 1968, el Beato Papa Pablo VI se convirtió en el primer Pontífice en visitar América Latina. Aunque solo estuvo en Bogotá del 22 al 25 de agosto en ocasión del 39° Congreso Eucarístico Internacional, su presencia ciertamente marcó a la nación.

Cuando descendió del avión, el Santo Padre besó el suelo colombiano y se reunió con el entonces presidente Carlos Lleras Restrepo y luego con los obispos, sacerdotes, religiosos y religiosas en la Catedral.

Desde el Palacio Arzobispal saludó a los fieles que estaban reunidos en la Plaza Bolívar, gesto que será repetido por el Papa Francisco el 7 de septiembre.

Por la tarde, Pablo VI presidió la Misa de ordenación de 200 sacerdotes y diáconos en el “Templete Eucarístico” que fue construido en el parque Simón Bolívar para el Congreso Eucarístico, que permanece en pie hasta la actualidad.

Al día siguiente, fue al municipio de Mosquera donde se reunió con los campesinos y celebró una Misa para los trabajadores, empresarios y universitarios que participaban en la Jornada del Desarrollo. También tuvo un encuentro con los diplomáticos y autoridades extranjeras que llegaron al país para el Congreso Eucarístico.

El 24 celebró la Eucaristía en la parroquia San Cecilia en el barrio Venecia, que lleva ese nombre debido a que sufrió varias inundaciones. Ese día también bendijo la nueva sede del Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM).

Según informó el diario colombiano El Tiempo, por la tarde el Pontífice se dirigió al “Templete Eucarístico” donde casó a 24 parejas.

En su discurso de despedida, el Beato Pablo VI expresó que vio en Colombia “una Iglesia palpitante, católica en sus dimensiones universales, unificada en la comunión de fe y de caridad”.

“¡No te decimos adiós, Colombia! Porque te llevamos más que nunca en el corazón, de donde Nos brota la Bendición que te impartimos y que extendemos a todos los Pueblos de América Latina, en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo”, expresó.

2.- San Juan Pablo II

La visita de San Juan Pablo II a Colombia tuvo lugar 18 años después, en 1986, y duró siete días en los que recorrió diez ciudades.

El 1 de julio, el Santo Padre llegó a Bogotá donde, al igual que su predecesor, tuvo un encuentro con los obispos, religiosos, religiosas y seminaristas en la Catedral, y saludó a los fieles desde el balcón del Palacio Arzobispal.

También realizó una visita de cortesía al entonces presidente Belisario Betancur en el palacio conocido como “La Casa de Nariño”.

Al día siguiente celebró una Misa multitudinaria en el parque Simón Bolívar y el 3 de julio se dirigió a la localidad de Chiquinquirá, ubicada en la provincia de Boyacá. Allí visitó el santuario dedicado a esta advocación mariana y presidió la Eucaristía. Además pronunció una conmovedora oración a la Patrona de Colombia.

El 4 de julio tuvo un encuentro con las familias en Cali. En su mensaje, afirmó que el matrimonio “no se agota en un mero intercambio del consentimiento con valor humano y jurídico”, sino que “hunde sus raíces en los designios de Dios, expresión de su amor y de su poder creador”.

Este viaje también estuvo marcado por la visita el 5 de julio a los damnificados por la erupción del volcán Nevado del Ruiz en Chinchiná. Este desastre se produjo en noviembre de 1985 y dejó más de 20 mil muertos en Caldas y Tolima.

En los días sucesivos, San Juan Pablo II visitó las ciudades de Medellín y Cartagena, donde también estará el Papa Francisco. El 6 de julio estuvo en la tumba de San Pedro de Claver en Cartagena donde pronunció un discurso en el que condenó todas las formas de esclavitud moderna como el narcotráfico.

Durante esa jornada también visitó la ciudad de Bucaramanga donde celebró una Misa dedicada a los laicos.

El 7 de julio estuvo en Barranquilla y en la isla de Santa Lucía. Allí presidió la Eucaristía y tuvo un encuentro con enfermos y personas con discapacidad.

En la ceremonia de despedida, San Juan Pablo II dejó la misma exhortación que hizo al inicio de su pontificado: “abran sus puertas a Cristo. No tengan miedo. Acepten su mensaje en sus vidas. Hagan un lugar para él en sus corazones”.

También te puede interesar:

Usan cuenta falsa de Cardenal para anunciar viaje del Papa Francisco a Centroamérica https://t.co/Odz3pmM40v

— ACI Prensa (@aciprensa) 14 de agosto de 2017

{$excerpt:n}

Deja un comentario