Que la Virgen de Guadalupe consuele y aliente al Perú, pide Arzobispo en congreso mariano
PIURA, 23 Ago. 17 (ACI).-
En la inauguración del II Congreso Internacional Mariano que se realiza en Piura al norte del Perú, el Arzobispo de esa ciudad, Mons. José Antonio Eguren, pidió a la Virgen de Guadalupe que consuele y aliente al país; y que ayude también a preparar la visita del Papa Francisco al país en enero de 2018.

Entre los ponentes del congreso están Mons. Enrique Glennie Graue, Rector de la Basílica de Santa María de Guadalupe de México; y Mons. Eduardo Chávez Sánchez, postulador de la causa de canonización de San Juan Diego y Fundador del Instituto de Estudios Guadalupanos de México.

En sus palabras en el Colegio Don Bosco el 22 de agosto, en la inauguración del congreso “María de Guadalupe: un Mensaje de Esperanza en tiempos de Reconstrucción”, el Prelado hizo votos para que la Madre de Dios ilumine a quienes aún sufren “los devastadores efectos del reciente ‘Fenómeno del Niño Costero’”, que afectó a diversas zonas del Perú en marzo de este año.

Inauguración congreso mariano. Foto Arzobispado de Piura

El Arzobispo explicó que la idea de organizar el congreso surgió hace un año cuando todavía no habían ocurrido las inundaciones: “Considero que el amor providente de Dios nuestro Padre, y el amor maternal de Santa María nuestra Madre, quisieron programar este Congreso con mucha anticipación para que nosotros sus hijos piuranos y tumbesinos tengamos hoy un espacio de consuelo”.

De ese modo, dijo, se podrá “vislumbrar el futuro con confianza, para que así no nos dejemos robar la esperanza, y gracias a la tierna y maternal presencia de Santa María de Guadalupe, tengamos hoy la certeza que el Señor nos mira con amor, nos sostiene de su mano, y que con su amor no hay adversidad que no podamos vencer”.

Tras resaltar que una reconstrucción como la que necesita Piura no puede ser solo material sino sobre todo espiritual y moral, Mons. Eguren pidió a la Morenita del Tepeyac que “renueve nuestra esperanza, que nos inspire, que levante nuestro ánimo y que nos fortifique”.

El Arzobispo refirió luego que entre las razones de un nuevo congreso guadalupano están que “la Madre de Dios vino para ser la Madre de toda América y por tanto también nuestra. Además está el deseo del Papa Francisco de que profundicemos en el mensaje de Guadalupe”.

La Virgen, continuó, también pide a todos los fieles “construir una casita sagrada en nuestros corazones” para que se genera una “nueva ola de santidad” como la que hizo surgir a muchos santos cuyo primer fruto fue Santa Rosa de Lima.

El Arzobispo también hizo votos para que la Virgen ayude a los peruanos a preparar la visita del Papa Francisco en enero de 2018

“Que encontremos en Ella, la misionera celeste del Nuevo Mundo, la inspiración más cercana para aprender cómo ser discípulos y misioneros del Señor Jesús, para que nuestros pueblos tengan vida en Él”, concluyó.

También te puede interesar:

Presentan el logo que acompañará al Papa Francisco en su visita al Perú https://t.co/jkkcaDUY9v

— ACI Prensa (@aciprensa) 19 de agosto de 2017

Deja un comentario